Gracias a la oportuna gestión de la Policía de Infancia y Adolescencia de Cundinamarca, se logró dar con el paradero de la menor Tatiana Aponte, de quien no se sabía información desde el sábado 13 de febrero.

Según los datos entregados por las autoridades del caso, esta persona habría abandonado su hogar de manera voluntaria con el fin de establecer un encuentro con su pareja en el municipio de Madrid. Antes de salir, la menor había realizado una llamada a su madre para anunciar su acción.

Gracias a la colaboración de esta angustiada madre, la Policía logró acceder a las redes sociales, donde encontraron una conversación que ayudó a establecer contacto con el hombre implicado. Finalmente, se logró disponer de un punto de encuentro en Madrid para recoger a la menor y ponerla a disposición de la Comisaría de Familia.

Es necesario resaltar, que los hechos no dejan personas capturadas o investigaciones penales ya que no se trató de un secuestro o rapto.