De manera articulada, diferentes entidades, junto a la Institución Zoraida Cadavid de Sierra, de Madrid, trabajan para conocer las posibles causas de los síntomas que presenta una parte de su comunidad educativa.

De acuerdo a un comunicado del hospital del municipio cundinamarqués, al menos 56 alumnas y 3 docentes han ingresado al centro médico en la mañana del 5 de octubre tras presentar una posible intoxicación. De estas personas, 4 se encuentran canalizadas y con medicación.

Por fortuna, no se tienen pacientes en condición crítica y se da el manejo pertinente para procesar el alta médica de los afectados.

A través de sus redes sociales, el internado educativo aseguró que los casos están controlados, garantizando el cuidado y bienestar de las estudiantes.