Sobre las 2:00 a.m. del pasado 25 de diciembre se presentó un reprochable acto de intolerancia al interior del hospital del municipio de Funza. De acuerdo a lo reportado por medios nacionales; familiares y conocidos de un paciente presionaron y atacaron a vigilantes y a personal médico.

Publicidad

En cuestión de segundos, la riña se trasladó por toda el área de urgencias y de cuidados intensivos, donde se generaron daños. A pesar de los esfuerzos de los vigilantes y del personal que trató de apaciguar el acto, al menos 9 trabajadores resultaron con lesiones. Inclusive, una enfermera resultó fracturada.

Los actos son rechazados por ciudadanos a nivel nacional, los cuales exigen medidas ejemplares para los agresores.