En días anteriores, gracias al trabajo mancomunado entre la Fundación Gofer Huellas Siete, la Personería, y la Secretaría de Ambiente de Mosquera, se logró salvaguardar la vida de una Tingua Juvenil que llevaba varios días en el barrio Villa del Rocío.

Esta especie presentaba una afectación en una de sus patas, por lo que fue necesaria la intervención de funcionarios de la Corporación Autónoma Regional (CAR), quienes la llevaron a Facatativá para adelantar un proceso de recuperación.

Nuevamente, esta fundación y las entidades nombradas siguen demostrando su compromiso por la preservación de la fauna y flora. Recuerde que si encuentra este tipo de aves migratorias fuera de su hábitat, podrá realizar el reporte a las diferentes entidades ambientales de su municipio.