En los últimos días, mediante un operativo conjunto entre la Policía Fiscal y Aduanera, la Secretaría de Hacienda del departamento y las autoridades locales; se sellaron dos establecimientos comerciales.

En estos se encontró licor y cigarrillos de contrabando, por lo que se procedió con la incautación de la mercancía.

Al menos 10 días permanecerá la suspensión de actividades de estos locales mientras se adelantan las investigaciones respectivas.