En los últimos días, el presidente Gustavo Petro suspendió el nombramiento de decenas de notarios en todo el país, incluyendo el de la nueva entidad que se había consolidado en Madrid, Cundinamarca.

Para muchos, dichas asignaciones representaban «favores políticos» por parte del expresidente Iván Duque, los cuales también fueron cuestionados por ser nombrados a pocos días de terminar su gobierno.

Héctor Guillermo Laverde Castillo, quien había sido designado para el municipio, generó polémica, pues afrontó señalamientos por compra de equipamiento médico para otra notaría al inicio de la crisis sanitaria en el país. 

Por el momento, no se tiene información acerca de qué otra persona sería designada por el nuevo gobierno para esta entidad.