Con el fin de brindar mayor seguridad y acompañamiento a los usuarios de las rutas intermunicipales que operan en la Sabana de Occidente, la Policía de Cundinamarca lanzó la campaña “Super Police”.

Esta estrategia se basa principalmente en infiltrar uniformados durante la noche y madrugada para hacerlos pasar como pasajeros, de esta manera, la fuerza pública podrá sorprender en flagrancia a los delincuentes que realicen hurtos masivos al interior de los buses.

Según la institución, esta actividad ha tenido una positiva acogida en la comunidad, gracias a que se da una mejor percepción de seguridad en sus desplazamientos.