En las últimas horas, la Policía de Madrid adelantó un operativo de control y registro a un establecimiento que funcionaba dentro de un hotel de la Calle Séptima, en el centro del municipio.

Allí, según la versión de las autoridades, se estaba adelantando una fiesta ilegal con consumo de licor. 15 personas fueron trasladadas al CTP, mientras que la persona que atendía el establecimiento fue capturada y podría ser judicializada por el delito de Violación de Medidas Sanitarias.

De igual manera, se ordenó la suspensión temporal de la actividad del sitio. La Alcaldía invita a la ciudadanía a denunciar cualquier incumplimiento de las medidas vigentes.

La mujer podría ser judicializada por el delito de Violación de Medidas Sanitarias. Imagen: Alcaldía de Madrid