En los últimos días, la policía rescató a un menor de tan solo 4 años de edad; este era torturado por su madre y su padrastro, ella de 20 y él de 24 años. 

Publicidad

Este lamentable caso de tortura ocurrió en el barrio El Sosiego, allí el menor había sido amarrado de pies y manos en una cama porque era muy travieso.

Cuando los policías procedieron a cortarle las cuerdas, el menor no quería y  afirmó: “Tatán me regaña”, con su inocente voz, sin entender que era torturado.

Las autoridades también afirmaron que este menor no era alimentado; él comía gracias a los vecinos del inquilinato.

El menor quedó a cargo de sus abuelos maternos mientras que los dos »padres» fueron enviados a la cárcel. Estos tendrán que responder ante la justicia por el delito de tortura agravada, este conlleva una pena de entre 8 y 15 años de prisión.