En días pasados, la Alcaldía de Mosquera, en conjunto con la Gobernación de Cundinamarca y la CAR, se unieron a la constructora Capital, en una iniciativa para consolidar un nuevo pulmón verde en el municipio.

Con un total de 850 árboles, la ciudadela Novaterra se convierte en el epicentro de esta iniciativa ambiental que se suma a los proyectos incluídos en el plan de desarrollo municipal.

En las próximas semanas, la administración municipal también sembrará 514 especies nativas que buscan mejorar las condiciones ambientales del humedal Gualí y ecosistemas aledaños.