El pasado fin de semana, voluntarios y algunos funcionarios que se disponían a recolectar basuras del Humedal Gualí, hicieron el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre de aproximados 82 años que se encontraba dentro del pozo de agua.

Al sitio llegaron las autoridades para hacer el respectivo levantamiento del cadáver y registrar la información del caso. Algunos ciudadanos que identificaron al fallecido, señalaron que al parecer sufría de una limitación motriz. Se cree que la persona no vio el pantano en el que cayó, donde falleció de manera fortuita.

El dictamen de Medicina Legal señala que su muerte fue producida por inmersión y fue calificada como un deceso accidental.

Imagen: redes sociales