Según un artículo publicado por la Revista Semana, la Contraloría General de la Nación ha lanzado un total de 30 alertas por presuntos sobrecostos en los contratos del Programa de Alimentación (PAE). Municipios como Funza y Facatativá se encuentran en la mira por esta entidad.

Por el momento, la Contraloría ha decidido abrir investigación preeliminar a los territorios de Chía, Medellín, Zipaquirá y Arboletes, mientras que se mantiene en constante vigilancia la contratación de 30 municipios, entre los que se encuentra Funza, el cual contrató por el valor de $1.130 millones y se posiciona como uno de los más costosos del departamento.

En el municipio, este contrato fue otorgado a la empresa Apenzell. En caso de confirmarse las irregularidades, la administración municipal y varios funcionarios podrán ser sancionados y retirados del cargo. La Contraloría, hace un llamado para denunciar cualquier acto de corrupción que atente contra la alimentación y nutrición de los niños, niñas y adolescentes del país.