En la noche del 13 de julio se presentó un caso de sicariato en un establecimiento comercial sobre la carrera 20, sector de San Bernardo, aledaño al Sosiego, en el municipio de Madrid, Cundinamarca. 

Según relatan varios testigos, hombres armados se acercaron a una barbería y atentaron contra la vida de su propietario con un arma de fuego. Aunque la persona fue trasladada por las autoridades en una patrulla, habría llegado sin signos vitales al hospital Santa Matilde.

La víctima fatal era ampliamente conocida por sus amigos y vecinos, quienes, de cariño, le decían «caballo». 

Autoridades trabajan para esclarecer estos hechos y lograr la captura de las personas involucradas.